Inicio
Acerca de APAAI
Publicaciones
Enlaces de interés
Búsqueda Avanzada
Contáctenos
MINCETUR
  
Utilice los servicios de profesionales
.
» Solo Afiliados
Usuario

Contraseña

Recuperar su contraseña
» Congresos & Ferias


   Ferias 2019



» Orientacion al Consumidor
  
Utilice los servicios de profesionales
.
Sesiones Activas
Hay 8 invitados en línea
Estadistica APAAI
Visitas: 724588
 
 
 
Las aerolíneas, ante el reto de convencer del bajo riesgo de contagio en cabina PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
13-07-2020
 Image 

 

Un 57% de los pasajeros consultados por IATA siguen temiendo al contagio a bordo de un avión

 

Pese a las múltiples campañas impulsadas por las compañías aéreas y sus poderosos lobbies, un gran porcentaje de los pasajeros sigue temiendo contagiarse de Covid-19 por viajar en avión (Lo que repele a viajar: miedo al avión y a la experiencia distinta). Según una encuesta de IATA, sus principales miedos son acudir al aeropuerto en un autobús o tren abarrotado de personas; sentarse en el avión junto a alguien que podría estar contagiado; hacer colas en check-in y controles fronterizos; usar los baños de aeronaves y aeropuertos; y respirar el aire de la cabina.

Tras recabar la opinión de los viajeros, IATA se fija como objetivo “comunicar los hechos de manera más efectiva” para intentar “restaurar la confianza de los pasajeros”. “Ningún lugar está libre de riesgos, pero pocos entornos están tan controlados como la cabina del avión. Y debemos asegurarnos de que los viajeros entiendan eso”, subraya el director general y CEO de la asociación, Alexandre de Juniac, quien incide en “las numerosas medidas” adoptadas por las aerolíneas. 


 


 Un mensaje muy repetido por las compañías aéreas es buena la calidad del aire en cabina gracias a la utilización de los filtros HEPA. No obstante, pese a su insistencia, un 57% de los viajeros sigue creyendo que hay riesgo de contagio. Al respecto, IATA aclara que “la calidad del aire en los aviones modernos es mucho mejor que la mayoría del resto de entornos cerrados”, equiparándola a la de un quirófano. “Se intercambia cada dos o tres minutos, frente a las dos o tres horas que tarda en hacerlo en la mayoría de locales u oficinas”, argumenta.

Asimismo, destaca que la dirección de los sistemas de ventilación (de arriba hacia abajo), la orientación de las plazas y la barrera que proporcionan los asientos, unido todo ello a la obligatoriedad de usar mascarillas, reduce al máximo el riesgo de contagio a bordo de los aviones.

 


 

 

 

 

 

 





Última modificación ( 13-07-2020 )
 
   
     

 
Advertisement